SIGUE ESTOS CONSEJOS PARA AHORRAR ESPACIO EN TU BAÑO

Todos soñamos con tener en nuestra casa baños enormes con todas las comodidades, pero a veces tenemos que conformarnos con baños más pequeños y en estos casos debemos utilizar la imaginación para ahorrar espacio y así poder disfrutarlo cómodamente.

 

Pequeños cambios

Si no dispones de mucho espacio para colocar muebles, una buena opción es fijar cestas o tarros a la pared. No quitarán mucho sitio y conseguirás ahorrar mucho espacio. Además, puedes adaptar su estilo y su color a la decoración del baño.

 

Utiliza también las puertas o los laterales de la bañera colocando cestos o estanterías colgantes para guardar cosas, a modo de revistero. O bien, consigue algunos organizadores de tela para colgar y ponlos detrás de las puertas o en la barra de la ducha. Así tendrás a mano todo lo necesario.

 

También puedes aprovechar la puerta del baño si pones barras o ganchos para colgar en ella las toallas y recuerda utilizar espejos que puedan abrirse para guardar cosas dentro. Observa si hay sitio suficiente encima de la puerta o encima de la ventana para colocar repisas.

 

Hora de reformar

A la hora de amueblarlo lo mejor es apostar por muebles pequeños y estrechos, que se adapten a los rincones del baño, por ejemplo las esquinas, así como colocar estanterías en espacios poco comunes como encima del inodoro o debajo del lavabo.

 

En el mercado existen bañeras y muebles con almacenaje camuflado. Es el último grito para casas pequeñas con falta de espacio.

 

Otra alternativa es decorar el baño con colores claros para darle luminosidad y amplitud. Antes de empezar, haz un esquema con todo lo que necesitas y sus medidas, de esta manera, podrás probar distintas distribuciones hasta encontrar la mejor. Sacarás el máximo rendimiento al espacio si arriesgas con puertas correderas y cajones deslizantes.

 


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload