¿CÓMO AHORRAR AGUA EN EL BAÑO?

El baño es la estancia de la casa donde más agua se gasta. Fácilmente se puede conseguir un ahorro de centenas de litros en cada hogar con una serie de prácticos y sencillos consejos:

1.   Instalar aireadores en la boca de todos los grifos, tanto del lavabo como del bidé y de la ducha o bañera. Así se consigue ahorrar un 50 % del caudal de agua empleado para cualquier tarea.

2.   Los grifos monomando (solo tienen una maneta que combina el agua fría y caliente) gastan menos que los convencionales.

3.   Existen grifos con temporizador: así el consumo de agua se corta cuando no detecta las manos debajo. Es una solución ideal para niños y personas mayores que pueden olvidarse de cerrarlos.

4.   Debe cogerse el hábito de no malgastar agua: mientras se cepillan los dientes, se afeitan, se peinan o enjabonan. Con esta sencilla costumbre se pueden ahorrar 10.000 litros al año.

5.   Optar por la ducha –con la cual se gastan unos 100 litros de agua-, en detrimento del baño –consume más de 250 litros-. 

6.   Es necesario utilizar grifos termostáticos. Tienen dos manivelas: con una se ajusta la temperatura deseada; la otra, para regular la cantidad de caudal.

7.   Existen rociadores de ducha (conocidas como alcachofas) que con un botón detienen el paso del agua, para enjabonarse y proseguir después con la ducha.

8.   Cisterna con doble mecanismo: un pulsador para hacer una descarga de agua menor y otro para una completa. Puedes conseguir el mismo resultado introduciendo una botella de agua en la cisterna.

9.   No se debe usar el inodoro como si fuera una papelera para no gastar agua para que los conductos no se atasquen.

10.               Reparar las pequeñas averías. Por ejemplo, si un grifo gotea se están malgastando 30 litros al día.

En definitiva, con estos consejos el ahorro está asegurado.

 


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload