¿QUE MATERIALES PUEDO ESCOGER PARA MI PLATO DE DUCHA?

El material de fabricación de nuestro plato de ducha condicionará enormemente un aspecto tan importante como son los cuidados y el mantenimiento del baño. Existe una gran variedad, pero los ejemplos más comunes son el plato de ducha acrílico, de resina o de porcelana, en función de tus gustos y necesidades. A continuación enumeramos algunas de las características y ventajas de cada uno:

- El plato de ducha acrílico presenta una gran robustez y soporta bien el peso sin causar deformidades en el material. Entre sus características destacan su alto grado de resistencia a los golpes y el poder antideslizante de su base. Se trata del material más ligero, el que menos pesa, dato que facilita su instalación. Permite diferentes colores y texturas finales.


- El plato de ducha de resina, también conocido como de carga mineral, se compone de mármol y resina principalmente, lo que le aporta una gran durabilidad y resistencia al desgaste y a la acción del agua. Presenta forma extraplana, lo cual nos facilita el poder colocarlo a ras de suelo. Por eso, resulta adecuado para casas donde vivan personas con movilidad reducida puesto que el acceso a la ducha resulta más cómodo. Son, igualmente, muy personalizables en cuanto a estética, acabados (imitando a la piedra, la pizarra o la madera) y colores.


- El plato de ducha de porcelana es muy higiénico, ya que se compone de un material inmune a las bacterias y los hongos. Resulta también muy sensible a los golpes, por lo que no lo recomendamos para hogares con niños.



En líneas generales, no aconsejamos utilizar productos abrasivos para limpiar los platos de ducha, pues se podrían quitar propiedades al material de composición. En suma, la ducha resulta mucho más segura y cómoda que la bañera, de modo que cada vez más gente opta por el cambio; además, permite ganar bastante espacio.

https://www.banodecoracion.com/platos-de-ducha?page=1&perPage=999999


Comentarios del post
Nuevo comentario
Código de validación
reload